Es de futboleros saber aceptar la derrota

[Opinión] El movimiento encabezado por los clubes más afectados en los promedios cuenta con un pobre argumento para que sea aprobado, sobre todo para los ya descendidos, entre ellos San Lorenzo, quien estampa una especie de «campaña propagandística» para que el descenso quede disuelto, justo cuando se quedó sin chances de lograr la permanencia de forma matemática. A través de este medio decimos mejor «No al recurso’i» y que esto que le pasó al Rayadito nos sirva de lección para que cuando toque volver a la Primera División, el Club Sp. San Lorenzo reúna todas las condiciones para sumar competitividad al mediocre fútbol paraguayo.

Por Sergio Velázquez

Los promedios no mienten, señores, no fue casualidad que San Lorenzo y General Díaz terminaran últimos en la tabla. Fueron los peores equipos a lo largo del año y el castigo debe ser el descenso. Es la regla del juego y hay que cumplirla.

Sin embargo, prefieren lo fácil y la mayoría de los medios, locales y nacionales, le dan manija, al mamarracho. Quieren que el descenso se suprima y así llevarse el mismo premio que equipos que sí estuvieron a la altura de sus objetivos, como 12 de Octubre, Guaireña, Luqueño y River, lograron con el sacrificio que solo ellos saben.

El argumento es muy pobre, el mismo se basa en que el Torneo Clausura fue muy corto, ya que solo fueron promediadas 11 fechas, como si 11 fechas más al Rayadito le hubiera bastado para salvarse. La campaña del equipo fue espantosa en este Clausura, igual de espantosa que las 22 jornadas del Apertura e igual de lamentable que las 44 fechas del 2019. River Plate jugó exactamente la misma cantidad de partidos y no sufre la misma situación, entonces no hay excusas para justificar el fracaso indisimulable.

«¿Cómo piko Paraguay va a tener 10 clubes nomas en su Liga?», «En toda Sudamérica no hubo descensos y en Paraguay tampoco debe haber». La APF es la que debe preocuparse por cómo se verá su torneo, que igual con 12 equipos es una competencia pedorra. Los clubes afectados quieren sacar ventaja de eso, del recurso’i.

Aún si llegara a los 20 equipos en Primera, los candidatos al título serán los mismos de siempre, por lo tanto si la preocupación de la APF pasaba por la cantidad de participantes, el problema lo hubieran solucionado hace mucho tiempo.

Al aceptar competir las 11 fechas, ya no hay vuelta atrás, por más que conste en acta que San Lorenzo y otros clubes estaban en contra del formato definido una vez que el futbol regresó en medio de la pandemia, el torneo ya se llevó a cabo y las chances para el Rayadito ya estaban complicadas, y ni qué decir para General Díaz.

Entonces, sanlorenzanos… dirigentes, autoridades del club, dejen de hacer y dejen de hacernos quedar en ridículo. Tengan dignidad de aceptar lo que tocó, la misma que tuvimos para ascender categoría tras categoría, sin ayuda de nadie porque nunca la necesitamos. Si el club está ordenado en sus finanzas entonces reclamenle al plantel del por qué perdieron contra equipos que sí estaban con sueldos atrasados.

Asuman la derrota como caballeros y damas del fútbol que todos en este ámbito debemos ser. Hubo buenas y malas, pero siempre con la frente en alto. Basta de mendigarle a la APF, entidad a la que muchas veces señalaron como perjudicial para con el club.

Comentarios de Facebook